Beneficios del juego en verano

La diversión es un ingrediente fundamental en verano. El tiempo libre y las horas de ocio se multiplican y los niños tienen la oportunidad de disfrutar las horas de la forma que más les gusta: jugando.

Según un informe de Lil’ Monkey, las horas de juego tienen un beneficio incalculable para los más pequeños y —aunque es una actividad que se debe desarrollar durante todo el año— las vacaciones son un momento idóneo para los momentos de dispersión.

Qué aportan los juegos

– Ayudan a la socialización. Estar en contacto con otros niños ayuda al desarrollo social y psicomotriz de los más pequeños. En aquellos que ya son un poco más mayores, fomentan la interacción, la capacidad de negociación y integración en círculos de amistad diferentes a los que están habituados.

– Es una forma de que hagan ejercicio. La actividad física pasa desapercibida cuando los niños juegan pero el hecho de estar al aire libre sin parar de moverse es una buena forma de que hagan deporte —sin saberlo— y dejen de lado objetos como las videoconsolas o los ordenadores.

– Cambian sus entornos. El verano permite pasar más horas en lugares como piscinas, parques o la naturaleza. Una forma de fomentar su conocimiento e imaginación.

– Potencian su creatividad. Al estar en un entorno nuevo, diferente y desconocido los niños utilizan su imaginación para crear universos alternativos, personajes, historias e, incluso, reglas de juego.

 

Fuente: ABC

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¡Grandes ventajas, pequeños viajeros!

¡Grandes ventajas, pequeños viajeros!

Si quieres ser el primero en recibir nuestras ofertas, consejos y ventajas exclusivas de cliente, rellena el formulario express. Y si no....Entra y escoge tu Goozy. (Mediante el alta de datos, aceptas que has leido y estas de acuerdo con las condiciones legales y de venta de nuestra plataforma).